Terapia Ocupacional

Logo Blog APTOCAM

La terapia ocupacional se encuentra regulada por diferentes leyes y normas. La Ley de Ordenación de las Profesiones Sanitarias recoge en su artículo 7 la figura del terapeuta ocupacional como: “Terapeutas Ocupacionales: corresponde a los Diplomados Universitarios en Terapia Ocupacional la aplicación de técnicas y la realización de actividades de carácter ocupacional que tiendan a potenciar o suplir funciones físicas o psíquicas disminuidas o perdidas, y a orientar y estimular el desarrollo de tales funciones. Por otra parte, si tomamos como referencia las definiciones consensuadas en nuestro entorno europeo como las del grupo de trabajo sobre terminología ENOTHE el concepto de “actividades de carácter ocupacional” se definen como:”grupo de actividades que tienen un significado personal y sociocultural que vienen determinadas por la cultura y promueven la participación en la sociedad. Las ocupaciones pueden clasificarse como autocuidado, productividad y/u ocio ytiempo libre”. Para que una actividad pueda ser entendida como terapéutica deberá reunir una serie de características, destacando entre otras:

  • Estar dirigida a un objetivo.
  • Tener un significado útil para el usuario.
  • Ser una herramienta apta para la prevención de la disfunción, el mantenimiento o mejora de la función, la destreza y la calidad de vida.
  • Estimular la participación del usuario en las actividades de la vida diaria.
  • Estar determinada por el criterio profesional del terapeuta ocupacional, quien se basará para ello en sus conocimientos de la patología en cuestión, las indicaciones específicas, las relaciones interpersonales y el valor específico de la actividad indicada.

Teniendo en cuenta los aspectos anteriores la Terapia Ocupacional se puede definir como el conjunto de técnicas, métodos y actuaciones que, a través de actividades aplicadas con fines terapéuticos, previene y mantiene la salud, favorece la restauración de la función, suple los déficits invalidantes y valora las respuestas de comportamiento y su significado para conseguir la mayor independencia en las actividades de la vida diaria, tanto básicas como instrumentales, y la reinserción posible del individuo, en sus aspectos físicos, psíquicos, cognitivos, emocionales, sociales y laborales.

Por otra parte la Terapia ocupacional es definida por la Asociación Americana de Terapia Ocupaciona en 1968 como “El arte y la ciencia de dirigir la respuesta del hombre a la actividad seleccionada para favorecer y mantener la salud, para prevenir la incapacidad, para valorar la conducta y para tratar o entrenar a los pacientes con disfunciones físicas o psicosociales”.